viernes, 19 de enero de 2018

No hay otra como yo

Modos de contar. Es, desde el primer día, una de las apuestas de este blog. Siempre hemos pensado que cada noticia es única y que merece ser tratada como tal. Vamos a mostrar ejemplos de El Correo, Las Provincias, El Periódico y La Vanguardia

jueves, 18 de enero de 2018

Aporofobia

Cuando un medio se "cita" a sí mismo, suele ser buena señal. Hemos visto dos casos en La Vanguardia en los que la noticia ya fue noticia en el diario.

miércoles, 17 de enero de 2018

Emmanuel Macron

A pesar de que la idea es bastante reciente, el "personaje del año" ya se ha convertido en un "clásico" en El Mundo. En 2017, el elegido ha sido Macron. Uno de los aciertos de la idea es no alargarla innecesariamente. Basta un suplemento de ocho páginas con muy buenos textos (Enric González, Pablo R. Suances...) y excelentes ilustraciones (Raúl Arias). 

martes, 16 de enero de 2018

Un año de estampas bilbaínas

Cedemos la palabra a Mikel Iturralde, abanderado de las "Estampas": "Un periódico escribe la historia de lo que ha sucedido el día anterior. Resume en unas decenas de páginas lo acontecido; lo ordena, jerarquiza, medita y empaqueta. Los diarios se elaboran para ayudar a entender el cómo y el porqué de los hechos. Hay grandes y pequeñas historias, con las que se intenta atraer a los lectores. En raras ocasiones dirige su mirada hacia el pasado. Y lo hace para mostrar pequeños retazos de la historia que no han conocido quienes lo leen o apenas recuerdan porque sucedieron cuando ellos aún no apreciaban esas hojas de papel. Son como pequeñas gotas de nostalgia. 'Estampas bilbaínas' llega ahora a su primer año de vida; salió a la luz un 2 de enero. Esta sección aparece en las páginas de El Correo con vocación de recordar el pasado de Bilbao, mucho antes de que el Guggenheim (construido junto a la ría y amarrado al puente de La Salve) proyectara la ciudad en el mapa internacional. En esta sección, que se publica de martes a sábado, se cuenta cómo eran los bilbaínos que vivieron aquí antes que nosotros; qué hacían en su día a día; cómo y dónde trabajaban; en qué empleaban su tiempo de ocio; cómo eran sus calles, viviendas y edificios. En definitiva, imágenes que narran el devenir de la ciudad, gris, industrial y más sucia que ahora, pero con un sabor entrañable y nostálgico".

"Un bilbaíno siempre dirá que nacer en Bilbao es importante, aunque su forma de ser le lleve a decir también aquello de que el bilbaino nace donde le da la gana. Simple curiosidad la mía en este caso, porque todos somos de la villa y sobre todo, estoy seguro, que Bilbao es una de nuestras pasiones. Incluso para los más desapasionados. ¿O no lo era acaso para Blas de Otero cuando gritaba contra ella, pero volvía al regazo familiar, siempre al regazo materno, o cuando Meabe se revolvía para exclamar a continuación que sus cenizas reposen en su pueblo y no digo mi pueblo por haber nacido en él, sino por ser el pueblo donde he gozado y padecido más? Esa pasión por Bilbao de la que Iñaki Azkuna habla con orgullo (alcalde durante tres mandatos, nació en Durango) nos conduce a publicar estas viejas estampas, siempre en blanco y negro, muy anteriores a la apertura del Museo Guggenheim en 1997, que muestran la transformación de una ciudad industrial en declive en un centro internacional para el turismo y las artes. Aún reconociendo el hecho, Bilbao siempre ha estado en el mapa internacional. No conviene olvidar que los barcos pasean por medio mundo la enseña de la ciudad desde el siglo XVIII. Con estas fotografías El Correo te invita a un viaje en el tiempo. 'Estampas bilbaínas' es un gozoso ejercicio de bilbainismo que pretende mostrar la ciudad que fuimos, de la que somos hoy herederos. Como recordaba Azkuna, "aunque hay muchos Bilbaos y muchas clases de bilbaínos, que decía el vate de la calle Ronda, estoy seguro de que en su corazón sienten el orgullo de su bilbainía". Celebremos con él los tiempos pasados y pensemos en un futuro aún más prometedor que nuestro presente".
 

lunes, 15 de enero de 2018

¿Qué sabes de 2017?

Comenzamos el año recuperando 2017. Un resumen. Pero un resumen que invita a jugar  al lector. Interesante trivial el que hemos leído en El Periódico.

martes, 26 de diciembre de 2017

VII Premios La Buena Prensa

Estas son las bases y las categorías. 

Se puede presentar cualquier texto en castellano publicado en 2017 en soporte papel o digital. 

Los galardones están abiertos a medios de comunicación de todo el mundo. 

Se han previsto siete categorías, a las que se suman dos premios especiales. 

1. Mejor reportaje.

2. Mejor entrevista.

3. Mejor análisis.

4. Mejor crónica.

5. Mejor cobertura hecho previsto.

6. Mejor cobertura hecho imprevisto.

7. Mejor serie.

8. Premio José Antonio Vidal-Quadras. Rinde homenaje a este periodista y profesor de FCOM, fallecido el 27 de agosto de 2014. Recibirá el galardón el periodista "más completo" en función de los trabajos que presente. 

9. Premio Paco Sancho. Rinde homenaje a este periodista y profesor de FCOM, fallecido el 24 de noviembre de 2015. Recibirá el galardón el mejor reportaje o mejor crónica elaborado por un periodista menor de 25 años. 

En cada categoría habrá un premiado y los finalistas que considere el jurado. Pueden declararse desiertos algunos premios. El galardón consiste en la entrega de un diploma. Pueden enviar páginas o direcciones de internet tanto personas individuales como el medio como institución. En ambos casos, los candidatos no deben pagar por su participación. Los candidatos pueden presentar todos los textos que deseen. Y hacerlo a una o varias categorías. Las páginas se enviarán en formato PDF o JPG. 

Para esta séptima edición de los premios La Buena Prensa los candidatos pueden enviar sus trabajos hasta el 4 de febrero a Miguel Ángel Jimeno (majimeno@unav.es).

Te puede interesar...

Blog Widget by LinkWithin